El código es poesía, el CSS es arte.

Hace unos días publiqué la modificación del theme de este sitio, aclarando que la modificación la logré haciendo una adaptación de un theme ya creado. Casualmente desde WordPress.com están creando ayudas para animar a los bloguers a personalizar sus sitios web mediante las modificaciones en el archivo CSS.