Con la idea mejorar íntegramente el funcionamiento del blog (apariencia y performance) comencé a buscar sobre profesional themes para wordpress. Luego de varios días de búsqueda y pruebas comprendí que los themes no hacen magia en el SEO y que es muy importante para mi poder tener el mayor control posible sobre los contenidos del blog (por ejemplo en el uso de shortcodes) incluso si la empresa a la cual compré el theme eventualmente dejó de existir. 

Estas (posiblemente equivocadas) razones me impulsaron a seguir buscando una mejor solución y de pronto me encontré con lo fácil que es crear un child theme, es decir, realizar cambios a un theme que puede ser casi perfecto para uno o un theme que fue creado como base de futuros temas hijos.

Con esto en mente me decidí a crear un child theme del famoso Twentyeleven y como base tomé el blog themeshaper. El comienzo fue fácil gracias al uso del plugin Firebug para Firefox, pero a medida que se avanza se hace más complejo. Una de las decisiones más importantes fue cambiar de una estructura con medidas en porcentajes a píxeles. Con esto limité las posibilidades del theme, pero lo adecué a mis especiales requerimientos.

Otro de los obstáculos fue utilizar el excelente rotador de post destacados que trae el theme en la plantilla “showcase” porque lo quería insertar en index.php. Para quien quiera hacer lo mismo adjunto la personalización para descargarla:

index.php

 

Publicado por Gabriel

Frontend engineer, Arquitecto, Docente. Arquitectura Sustentable & Software Libre ♡

Participa en la conversación

2 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: